nOee

Sólo otro weblog de WordPress.com

AMISTAD (1997)

Posted by noeliapc en 19 febrero 2010

 

FICHA TÉNICO-ARTÍSTICA

Género: Drama
Nacionalidad: USA
Director: Steven Spielberg
Actores: Morgan Freeman; Nigel Hawthorne; Anthony Hopkins
Djimon Hounsou; Matthew McConaughey; David Paymer
Pete Postlethwaite; Stellan Skarsgård; Razaaq Adoti
Abu Bakaar Fofanah; Anna Paquin; Tomas Milian
Chjwetel Ejiofor; Derrick N. Ashong; Geno Silva
Productor: Debbie Allen; Steven Spielberg; Colin Wilson
Guión: David H. Franzoni
Fotografía:Janusz Kaminski
Música: Debbie Allen; John Williams
Calificación moral: Todos los públicos                                                                Filmaffinity: Votos, 4597. Puntuación: 5,6/10

SINOPSIS:
Durante una noche de tormenta en el verano de 1839, cincuenta y tres cautivos negros a bordo de un navío español, La Amistad, se rebelaron siguiendo las órdenes de uno de ellos, Cinque, y tomaron el control del barco frente a las costas de Cuba. Tras fracasar en su intento de regresar a su tierra natal, los africanos fueron finalmente detenidos por tropas de los Estados Unidos y encontraron que su destino estaba a merced de un sistema judicial ajeno, en un territorio completamente extraño para ellos.

http://www.youtube.com/watch?v=Ml9qdUc7Iyc&feature=player_embedded

 

COMENTARIO:

Como todos los filmes de Spielberg, Amistad es muy visual; magnífica es la fotografía de fuertes contrastes, en que los personajes parecen bañados en luz. Y la historia, auténtica en sus líneas maestras, interesa. Quizá sea algo larga, con alguna caída de ritmo, y algún personaje poco desarrollado, como el de Morgan Freeman, pero magníficas ideas de guión mantienen la atención. Una es la dificultad del idioma. Los esclavos no hablan inglés ni castellano, no pueden expresarse bien. Eso mantiene las distancias, y logra que esa consideración de seres inferiores, sin derechos, se acepte más fácilmente. De modo que cuando los defensores, siguiendo los consejos del ex presidente John Quincy Adams -formidable Anthony Hopkins-, tratan de ver no ‘cosas’ sino ‘personas‘ con su historia, y logran comunicarse, la perspectiva cambia de modo muy efectivo. También el paralelismo entre la odisea de los esclavos y el relato del Evangelio que cautiva a uno de ellos ayuda a dar un sentido a los sinsabores que padecen.

LA ABOLICIÓN DE LA ESCLAVITUD EN ESPAÑA

En 1997 han ocurrido dos hechos que sirven de apoyo para reflexionar sobre este tema. El primero se produjo a principios de año. Algunos medios de comunicación han recogido la aventura de la asociación Solidaridad Cristiana Internacional (CSI) en Sudán, país desgarrado por la guerra civil, donde cristianos y animistas de la zona sur son llevados a las zonas islámicas de la región norte. La historia parece sacada de una vieja novela de aventuras africanas.Un segundo acontecimiento ocurrido a principios de este año ha sido el estreno de la película Amistad del director Steven Spielberg. Situada en 1839 presenta el tráfico de esclavos entre unha Inglaterra contraria a la esclavitud, una España defensora de los negreros y unos EEUU divididos. Aunque no nos guste, el rigor histórico debe imponerse. El comercio de esclavos fue abolido en Inglaterra en 1807 y en EEUU en 1863 (en medio de una sangrieta guerra civil), mientras en España (Cuba) se mantuvo la esclavitud hasta 1886.

La lucha por el abolicionismo en España, último baluarte de la esclavitud en Europa, tiene un gran interés en sí mismo y en el contexto histórico político del siglo XIX español, como se pone de manifiesto en los nombres propios de sus protagonistas principales.Unode los pioneros fue el sevillano José María Blanco Crespo (más conocido como Blanco-White). Junto a Isidro Antillón empezó la lucha contra la esclavitud en una época dominada por la Guerra de la Independencia. El incipiente movimiento abolicionista llegó también a las famosas Cortes de Cádiz, aunque sin resultados prácticos. Blanco se exilió en Inglaterra en 1810. Desde allí no dejó de preocuparse por su patria mediante el periódico El español en el que manifestó sus ideas antiesclavitas. Finalmente, muy influido por su amistad con Wilberforce, parlamentario profundamente religioso que dedicó su vida a esta lucha en Inglaterra, escribió el Bosquexo del comercio en esclavos. Era todo un alegato contra la esclavitud dirigido a los españoles. Algún tiempo después aparece Luis Usoz y Río, un erudito bibliófilo conocedor de gran número de lenguas antiguas. Hacia 1839 entró en contacto con los cuáqueros, grupo protestante que llevaba más de un siglo predicando contra la esclavitud en Estados Unidos y Europa, a los que visitó en Londres. Varios de sus miembros vinieron a España a difundir sus ideas abolicionistas y encontraron en Usoz uno de sus más firmes apoyos.

Julio Vizcarrondo que, como Usoz, había nacido en la América española, pertenece a una época enla que el abolicionismo deja de ser una idea romántica en España, para convertirse en un auténtico movimiento social. Es precisamente Vizcarrondo uno de sus artífices. Tras liberar a sus esclavos en Puerto Rico y huir a Estados Unidos donde se casó, acabó viajando a España. Instalado en la capital, lucharía contra la esclavitud desde el mismo centro del todavía “imperio colonial” español. En 1865 fundó con un grupo de amigos políticos y economistas la Sociedad Abolicionista. En esa asociación ingresaron personajes como Salustiano Olózaga, Juan Valera, Fermín Caballero, Práxedes Mateo Sagasta, Emilio Castelar, Segismundo Moret, etc. Durante años la labor de propaganda fue intensa, especialmente desde las páginas del periódico de la sociedad, El abolicionista. En 1866 organizaron un concurso literario que ganó Concepción Arenal. Pero en ese mismo año la sociedad fue disuelta por el gobierno de Isabel II (dirigido por Narváez). Tras la Revolución de 1868, se reorganizó con antiguos miembros y el ingreso de otros nuevos personajes destacados de la política y la sociedad, como José Echegaray, Nicolás Salmerón, Estanislao Figueras, etc. En ese mismo año, Vizcarrondo, miembro de la primera iglesia protestante madrileña, hizo gestiones ante el alcalde de Madrid, para conseguir la libertad de cultos religiosos, que fue posible en 1869. Era ésta una nueva área de libertad que se abría a los españoles después de siglos.

Poco a poco el abolicionismo prendía en la sociedad española, y la polémica llegaba al parlamento. En 1870 se aprobó la ley Moret, que optaba por un abolicionismo gradual. Un paso más se dio en 1880 con Cánovas; pero la abolición no sería total hasta 1886 con un gobierno de su oponente Sagasta. Vizcarrondo, diputado por Puerto Rico, vivió para verlo, pues murió en 1889. Uno de los últimos legados que nos dejó fue su contribución a fundar el Hospital del Niño Jesús y otras instituciones de atención a la infancia.

TOMADO DE Pablo de Felipe en el Boletín Tricantino

LIGAZON DE INTERESE

http://invitacionalahistoria.blogspot.com/2009/10/cine-historico-la-esclavitud-en-la.html

http://revistas.ucm.es/ghi/0214400x/articulos/CHCO8888220071A.PDF

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: