nOee

Sólo otro weblog de WordPress.com

LA GUERRA DEL OPIO. 1998. Yapian zhanzheng (The Opium War)

Posted by noeliapc en 19 febrero 2010

 

FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA

Género: Drama / Bélica
Nacionalidad: Japón / China
Director: Jin Xie
Actores: Debra Beaumont; Nigel Davenport; Rob Freeman; Xiangting Ge; Emma Griffiths Malin; Bao Guoan; Garrick Hagon; Shao Hsin; Jiang Hua; Xiong Lang; Lin Liankun; Weixin Li; Bob Peck; Li Shilong; Min Su; Simon Williams; Gao Yuan
Productor: Zhang Wei
Guión: Ann Hui; Zhu Sujin
Fotografía: Yong Hou
Música: Fuzai Jin; Huang Han Qi; Jin Fu Zai
Calificación moral: Todos los públicos
Duración: 116 minutos.                                                                                          Filmaffinity: Votos,194 .Puntuación: 5,6/10 

SINOPSIS:

En la primavera de 1839, ante el alarmante y desenfrenado abuso del comercio del opio, causante de trágicos estragos en millones de familias de China, el emperador Daoguang ordena a Liu Xexu que combata rápidamente esta terrible plaga. Los más importantes comerciantes de opio son detenidos y condenados a muerte mientras en junio de este mismo año, más de 20.000 cajas de opio son confiscadas y quemadas iniciándose de esta manera la primera y más impresionante destrucción de droga de la historia.

Los comerciantes ingleses declaran ante el gobierno británico que su mercancía ha sido quemada por orden del Emperador, y exigen una satisfacción en lo personal y sobre todo en lo económico. El parlamento británico se reúne urgentemente y, después de 271 votos a favor y 262 en contra, se ordena declarar la guerra a China.

Un relato histórico-épico con final en la actualidad más inminente, ya que en 1997 Hong Kong obtiene su independencia volviendo a formar parte de China. Una película de corte oriental con un gran presupuesto y despliegue de medios que la convierten en una gran producción donde la belleza visual de los escenarios naturales toman protagonismo propio.

http://www.youtube.com/watch?v=4fVnn0onUdE&feature=player_embedded

 

COMENTARIO.-

El realizador chino Xie Jin dio por concluido el rodaje de su película La guerra del opio, una de las de mayor presupuesto de la historia del cine chino, que narra el conflicto armado entre chinos y británicos de 1840, informó ayer la prensa local.

La película, que se ha llevado un presupuesto de casi 1.250 millones de pesetas, será estrenada en todo el país en julio de 1997, la misma fecha en que la República Popular China recuperará la soberanía de Hong Kong, territorio que fue entregado a Gran Bretaña en 1842 tras la firma del Tratado de Nankin que puso fin a la guerra.

Su estreno en Hong Kong, también en esa fecha, «cerrará de una forma simbólica el libro de los 150 años de humillación nacional», según declaraciones del director.

La película, en la que han trabajado miles de actores, fue rodada en la localidad de Foshan, cerca de Cantón, donde en 1939 el funcionario mandarín Li Zexu tomó medidas radicales contra las importaciones de opio, que provocaron actos de piratería por parte de los británicos.

Una parte de la cinta fue rodada en Londres, especialmente la escena donde por una estrecha mayoría el Parlamento británico decidió enviar una flota a China para vengarse de la confiscación del opio.

Las escenas más caras de la película son las que recrean la batalla naval en la costa de Zhejiang, al este de China, donde los juncos de guerra manchúes fueron aplastados por la tecnología infinitamente superior de la Armada Real.

Según el realizador, su largometraje no es propaganda sino una parte de la historia. «Es una cinta didáctica ya que explicamos a los jóvenes qué ocurrió, por qué perdimos la Guerra del Opio y por qué Hong Kong se convirtió en una colonia británica».

LA GUERRA DEL OPIO (YAPIAN ZHANZHENG)

En julio de 1997 expiró el mandato británico sobre el puerto chino de Hong-Kong. Entre los diferentes fastos que organizó el gobierno chino se encontraba la producción de esta película que narraba los hechos conocidos como la Primera Guerra del Opio y que condujeron al establecimiento de dicha colonia. Costó 15 millones de dólares y fue la película china más cara filmada hasta la época. Una minucia si las comparamos con los 200 millones de “Titanic“.

Lo que más sorprende de “La Guerra del Opio“ es que es bastante imparcial alejándose de las típicas películas de propaganda que la habían precedido. Es cierto que arrima un poco el ascua a su sardina, pero muchísimo menos de lo que cabría esperar teniendo en cuenta quién la financiaba. Los británicos no salen retratados como unos diablos-extranjeros-explotadores-inmisericordes-de-los-pobrecitos-chinos. En su mayor parte son retratados como unos mercaderes de la droga del siglo XIX que no dudan en pedir el apoyo militar de su país para llevar a cabo sus negocios, pero también salen las discusiones en el parlamento británico y las protestas por la injusticia que supone el iniciar una guerra por mantener el tráfico de una droga.

En realidad, hubo dos Guerras del Opio. La primera ocurrió entre 1839 y 1842. La segunda entre 1856 y 1860. Pero el conflicto se gestó en el siglo XVIII. En esa época el Imperio Británico actuó como un auténtico narcoestado. China seguía una política económica tremendamente proteccionista. Exportaba té, seda, porcelana y especias. Pero sólo aceptaba como pago lingotes de plata. Esto comenzó a causar graves problemas a la economía mercantilista británica. Los bienes ingleses no eran deseados por los chinos, tan sólo la plata. Así que Inglaterra se puso a buscar otro tipo de mercancía que equilibrase la balanza. Y lo que hizo fue comenzar a exportar opio de contrabando desde la India. El opio era usado como medicina por los chinos, pero los ingleses eran conscientes de que producía adicción. Los británicos aplicaron la regla número uno del capitalismo salvaje: el mejor mercado es el mercado esclavo. De esa forma dieron la vuelta a la balanza. En 1729 el problema del número de adictos era tan grave que el emperador proclamó un edicto prohibiendo la venta y consumo de opio. Pero la corte estaba en el norte, bastante alejada de sus provincias fronterizas con la India y de los puertos del sur. En 1730 la cantidad de opio exportada era de 15 toneladas. En 1838 el contrabando superaba las 1.400 toneladas. 

Ese mismo año el mandarinato confió el asunto a Lin Zexu nombrándole Gobernador de las provincias de Hunan y Hubei. Éste acabó con los funcionarios corruptos y cerró los puertos a todo tráfico comercial británico hasta que se parase el contrabando del opio. Confiscó el opio que encontró en los barcos británicos anclados en puertos chinos y lo destruyó. En 1839 llegó a enviar una carta a la Reina Victoria reprochándole que el comercio británico se basara en el tráfico de una droga ilegal dañina para la salud. Cuando los ingleses tuvieron noticias de la destrucción del opio mandaron un ejército anglo-indio apoyado por una flota que incluía barcos a vapor. El 23 de agosto tomaron el pequeño puerto de Hong-Kong como base avanzada en la desembocadura del río Zhu Jiang. Un año después tomaron la ciudad de Cantón y controlaron así el Zhu Jiang. Los diversos intentos chinos de reconquistar el terreno perdido fueron detenidos. A mediados de 1842 los británicos lanzaron una expedición contra Shangai y así controlar el río Yangtze. La superioridad técnica fue tan aplastante que los chinos fueron derrotados rápidamente. En agosto de 1842 se firmó el tratado de Nanjing por el que China no sólo debía de permitir el tráfico de opio, sino que además se vio forzada a pagar una indemnización y a ceder Hong-Kong a los británicos. El mandarinato hizo que Lin Zexu fuera el cabeza de turco y lo envió al exilio.

Lo más destacable de la película es que cuida bastante el aspecto histórico aunque a veces resulta algo confusa, sobre todo si el espectador no está familiarizado con la historia y geografía chinas. No habría estado mal si hubiera sido un documental dramatizado. Pero se supone que no es un documental, sino una película para el disfrute del público. Y en ese sentido tiene el defecto de que es bastante plana y aburrida. Se intenta asombrar al espectador con algunas escenas de masas y con espectaculares tomas al estilo de “El último emperador“, pero no pasan de ser meros fuegos de artificio. Lo cierto es que tiene un peculiar aroma a película de los años 50 o 60. En las producciones occidentales de esa época, los japoneses solían ser interpretados por chinos y los pieles rojas por mejicanos. Bueno, pues en ésta los ingleses parecen interpretados por rusos o alguna etnia similar, porque tiene el aspecto menos “británico” que yo jamás haya visto (ver el video de la toma de Dinghai).

TOMADO DE CINE-BELICO BLOSPOT

http://major-reisman-cine-belico.blogspot.com/2009/02/la-guerra-del-opio-yapian-zhanzheng.html

 

FICHA DIDÁCTICA

1.- OBJECTIVOS PEDAGÓXICOS

– Analizar las distintas vías (comerciales, diplomáticas, armadas, etc.) que empleó el Imperio Británico para asegurarse una relación de beneficio en su relación con otras zonas del planeta y la relación que se establecía entre estas distintas vías.

– Reflexionar sobre las relaciones que establecen los grupos dominantes colonizadores con las elites dominantes locales, así como las formas que estas toman.

– Entender cómo la capacidad de dominio de occidente sobre otras civilizaciones históricamente se ha fundamentado en su superioridad tecnológica de aplicación militar (armas, flota naval, elaboración de mapas, etc.)

2.- CLAVES DE TRABAJO PARA EL PROFESORADO

El contexto de la película es la relación que establecía el Imperio Británico con otros países y zonas del planeta, en este caso China, entre principios y mediados del siglo XIX. Si bien en este caso China no pasó a ser colonia británica (aunque sí una parte estratégica de su territorio, Hong Kong) lo relevante de la película es ver por qué mecanismos se articularon relaciones comerciales favorables a Gran Bretaña.

A partir de la historia de un conflicto concreto, la llamada guerra del opio, la película permite trabajar toda una serie de temas claves para entender las formas históricas de relación entre el Norte y el Sur y las razones que explican esta superioridad de los países del norte.

De este modo, a través de la película podemos trabajar los siguientes temas:

– La conexión entre los intereses comerciales privados, el gobierno y el ejército británico.

– El uso de la guerra como instrumento al servicio de intereses económicos y políticos concretos.

– Cómo se construyen los discursos legitimadores de las intervenciones armadas. Por ejemplo:

– La defensa de lo propio frente a la amenaza del otro.

– La defensa del libre comercio como algo de interés universal frente a las restricciones del otro.

– La conexión entre grupos locales dominantes favorecidos por la penetración económica británica y los grupos comerciales británicos.

– El recurso a la corrupción de algunos poderes locales por parte de los agentes británicos.

– La capacidad de dominio de occidente sobre otras civilizaciones fundamentada en su superioridad tecnológica de aplicación militar (armas, flota naval, elaboración de mapas, etc.)

La mayoría de estos temas son de orden general en un marco de relaciones desiguales norte/sur. Se pueden buscar ejemplos similares en otros contextos geográficos y temporales. Lo interesante es destacar cómo una dinámica histórica concreta nos ayuda a entender dinámicas de dominio de carácter más universal, como, por ejemplo, cómo se establecen relaciones comerciales totalmente desiguales a favor de una de las partes; cómo se usa el recurso de las armas y la guerra en la defensa de unos intereses comerciales concretos; cómo se estimula la corrupción de la población local en beneficio de los intereses de los del norte; cómo se establecen alianzas entre grupos dominantes locales y extranjeros; o cómo la superioridad tecnológica de uso militar ha permitido a Occidente dominar al resto del planeta.

3.- ELEMENTOS DEL DEBATE

– ¿Porqué razones el Emperador Chino decide prohibir la entrada y consumo de opio en su país? ¿Qué consecuencias estaría teniendo la penetración del opio en China?

– ¿Cómo se organizaba la penetración del opio en China por parte de los comerciantes británicos?

– ¿De qué manera y por qué los comerciantes británicos tratan de corromper a diversas autoridades chinas?

– ¿Cuál es la secuencia del conflicto armado entre el Imperio Británico y el Imperio Chino?

– ¿Qué papel juega el Capitán Elliott? ¿Al servicio de quien está?

– Cuales son las razones que justifican la intervención militar británica? ¿Y cuáles son sus intereses y exigencias concretas?

– ¿Por qué el ejército británico es capaz de vencer al Imperio Chino cuando este es mucho más antiguo y según se cuenta en la película de un grado de desarrollo muy elaborado?

TOMADO DE: 

http://www.edualter.org/material/cinemad/guerraopio.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: