nOee

Sólo otro weblog de WordPress.com

MISIÓN, LA. 1986. The Mission.

Posted by noeliapc en 19 febrero 2010

 

1417_2_35 la misión 

FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA

Género: Drama
Nacionalidad: Gran Bretaña
Director: Roland Joffé
Actores: Robert De Niro; Jeremy Irons; Ray McAnally; Aidan Quinn; Cherie Lunghi; Ronald Pickup; Chuck Low; Liam Neeson; Bercelio Moya; Sigifredo Ismare; Asuncion Ontiveros; Alejandrino Moya; Daniel Berrigan; Rolf Gray; Álvaro Guerrero
Productor: Fernando Ghia; David Puttnam
Guión: Robert Bolt
Fotografía: Chris Menges
Música: Ennio Morricone
Calificación moral: No recom. menores de 13 años
Duración: 136 minutos.                                                                          Filmaffinity:Votos, 23.907. Puntuación, 7,7

SIPNOSIS:
Siglo XVIII. Los grandes imperios colonialistas, España y Portugal, se disputan el dominio de Ámerica del Sur. El padre Gabriel dirige una misión en lo alto de las montañas de Brasil, donde los nativos son evangelizados y llevan una vida pacífica. Hasta allí llega Mendoza, un mercader arrepentido, en busca de redención que, fascinado por la labor del padre Gabriel, se ordena sacerdote. La presión llevada a cabo por Portugal obliga a la Iglesia a ceder las tierras en las que se halla la misión. El padre Gabriel y Mendoza, aunque por caminos muy diferentes, harán lo imposible por defender la obra y evitar que los nativos sean esclavizados. Palma de Oro a la mejor película en el Festival Internacional de Cannes. Oscar a la mejor fotografía.

 http://www.youtube.com/watch?v=kaCn7qN4twc&feature=player_embedded

COMENTARIO:

Vista hoy, veintidós años después de su estreno, La misión no es precisamente una película de las que se suele decir que han pasado a los anales del cine como una obra maestra. Ya en su momento, su acogida crítica en general, a pesar de haber obtenido la Palma de Oro en el Festival de Cannes de 1986, no fue excesivamente calurosa; más bien, incluso, en determinados foros fue contemplada con frialdad y cierta indiferencia. El público, empero, la recibió con bastante entusiasmo, sobre todo en el ámbito hispano, donde alcanzó un éxito considerable.

No obstante, en mi opinión, se trata de un producto todavía atractivo por una razón fundamental: con independencia de su cuidada producción, del convincente trabajo interpretativo de sus protagonistas y de su pegadiza y efectiva música, creo que su interés reside en la temática que se atrevió a abordar, desgraciadamente muy poco tratada a lo largo de toda la historia del cinematógrafo. Contextualizar esta historia de honor, sacrificio, exterminio y pasiones desenfrenadas en el ámbito de la colonización político-religiosa encabezada por los jesuitas en las reducciones por ellos fundadas en Sudamérica, y en concreto, en las cruentas guerras guaraníes de mediados del siglo XVIII allí perpetradas por españoles y portugueses a causa de turbios y mezquinos intereses políticos coyunturales, constituye una apuesta cinematográfica en verdad singular y potencialmente muy enriquecedora desde los puntos de vista filosófico, religioso, histórico, social, económico, político y jurídico. Además (he aquí la mejor cualidad cinematográfica del filme) plantearlo desde los criterios del cine-espectáculo sin renunciar al rigor y al respeto al espectador, hacen de La misión cuando menos una película nada desdeñable.

Y es que el filme de Joffé pone encima del tapete con gran eficacia el eterno y trascendental tema de la dialéctica ética entre el uso o no de la violencia para la consecución de cualquier fin religioso y político (humano, en definitiva); en este caso, ejemplificado en el ámbito del debate teológico-político que tuvo lugar durante la colonización del continente americano por parte de las dos principales potencias católicas europeas. De sobra es conocida la importancia de aquella larga y profunda polémica doctrinal para las concepciones político-jurídicas de los siglos posteriores, para la ulterior conformación teórica de una categoría tan esencial en la mentalidad política contemporánea como es la de los derechos humanos, y para la reconsideración que la propia Iglesia católica tuvo que realizar de sí misma y de su dogmática entonces vigente a raíz de un acontecimiento histórico tan crucial como la expulsión de los jesuitas (la auténtica élite intelectual de la Iglesia de entonces y, en gran medida, de la cultura occidental de aquellos tiempos) de los principales Estados europeos de la época.

Sin duda, aquí reside el interés verdadero de esta película, y tal vez fue ésta la causa principal de su éxito en Cannes y entre el gran público, puesto que, a medida que transcurre su metraje, uno tiene la impresión de que está asistiendo a problemas que tocan de lleno el ser espiritual y político más profundo del hombre en un filme que los plantea desde una perspectiva eminentemente historicista. Por eso, La misión es, ante todo, cine histórico, de manera análoga a como pueda serlo el western para los Estados Unidos de América. Sin embargo, la diferencia con la potencia norteamericana es clara: tanto en España y Portugal como en América del Sur, no se ha forjado, por diversas razones, un género cinematográfico con una mitología y una épica propias; un género que bien pudiera haber sido nuestro particular western, nuestra crónica cinematográfica de una conquista y de un proceso civilizatorio que aún no hemos terminado de comprender realmente. Han tenido que ser de nuevo los norteamericanos quienes lo pusieran de manifiesto con esta película.

Por Juan Antonio Gómez

http://www.miradas.net/2008/n74/estudio/lamision.html

Ligazóns recomendados:

http://www.educahistoria.com/reportajes/mision/

http://www.culturahistorica.es/Templates/La_Mision.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: