nOee

Sólo otro weblog de WordPress.com

EL GRAN DICTADOR. 1940. The Great Dictador.

Posted by noeliapc en 9 abril 2010

El gran dictador, entreguerras o el ascenso del nazismo

 

 

FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA:

Nacionalidad: Estados Unidos.

Director: Charles Chaplin,

Productores: Charles Chaplin, Carter y De Haven, para United Artists.

Guión: Charles Chaplin.

Música original: Charles Chaplin.

Adaptación y dirección musical: Meredith Wilson.

Música no original: Johannes Brahms (Danza Húngara núm. 5) y Richard Wagner (Lohengrin).

Fotografía: Karl Struss y Rolland H. Totheroh.

Montaje: Willard Nico.

Ayudante personal de Charles Chaplin: Henry Bergman.

Dirección artística: J. Russell Spencer.

Decorados: Edward G. Boyle.

Maquillaje: Ed Voight.

Dirección de producción: Alfred Reeves.

Ayudantes de dirección: Wheeler Dryden, Dan James y Bob Meltzor.

Dirección artística: William Bogdanoff y Clem Widrig.

Sonido: Glenn Rominger y Percy Townsend.

Efectos especiales: Jack Cosgrove y Ralph Hammeras.

Especialistas: Búster Wiles.

Intérpretes: Charles Chaplin (Adenoid Hynkel: Dictador de Tomania y Barbero Judío), Leo White (Otro barbero), Paulette Goddard (Hannah), Jack Oakie (Benzino Napaloni: Dictador de Bacteria), Reginald Gardiner (Comandante Schultz), Henry Daniell (Garbitsch), Billy Gilbert (Mariscal de Campo Herring), Grace Hayle (Señora de Napaloni), Carter DeHaven (Embajador de Bacteria), Maurice Moscovitch (Señor Jaeckel), Emma Dunn (Señora de Jaeckel), Bernard Gorcey (Señor Mann), Paul Weigel (Señor Agar), Chester Conklin (Cliente del Barbero), Esther Michelson (Mujer judía), Hank Mann y Eddie Gribbon (Oficiales de aviación), Lucien Prival (Oficial), Florence Wright (Secretaria rubia), Rudolph Anders (Comandante de Tomania en Osterlich, como Robert O. Davis), Eddie Dunn, Meter Lynn, Nita Pike y Richard Alexander (Habitantes del gueto).

Empresa distribuidora: Sherlock Media.

Realización: de enero de 1939 a julio de 1940.

Derechos de autor: 31 de octubre de 1940.

Estreno: 15 de octubre de 1940.

Metraje: 3.420 metros.

Duración: 126 minutos.

Color: Blanco y Negro.

Sonido: Mono (RCA Sound System).

Premios: Oscar de Hollywood a la mejor película del año, al mejor actor y guión original (Charles Chaplin), al mejor actor secundario (Jack Oakie), y a la mejor música (Meredith Wilson).

SINOPSIS:

Año 1918, un barbero judío lucha como recluta del lado de Tomania (1). Recibe la orden de disparar con el gran cañón Bertha (2). Uno de los proyectiles cae cerca del cañón. Y tras varios giros sobre sí mismo, explota generando una densa nube de pólvora. El barbero la atraviesa torpemente, y se da de cara con un soldado del bando enemigo. Huye despavorido, y durante su huida, acude en ayuda de un piloto que acaba de efectuar un aterrizaje de emergencia. Su nombre es Schultz. Perseguidos por tropas enemigas y sin perder tiempo, Schultz encarga al barbero que pilote el avión. Un fallo del motor les precipita al vacío, y ambos resultan malheridos tras el accidente. El soldado sufrirá una amnesia que le obligará a permanecer en un hospital durante veinte años. Un día recobra la conciencia, abandona por sí mismo el hospital, y resuelto a trabajar como si nada hubiera ocurrido, abre la barbería y desempolva el local dispuesto a adecentarlo para atender a los clientes. Una singular visión de la Historia nos presenta a un soldado judío que ha luchado a favor de los suyos, y veinte años después es víctima de las vejaciones del mismo Estado que le enviara a la guerra para defender sus propios intereses. No tarda en darse cuenta de que todo ha cambiado. Hynkel (3) ha alcanzado el poder, y la tiranía se ha adueñado de la sociedad. El barbero desconoce la suerte que ha corrido su país tras la guerra, pero no duda en defender su negocio bajo cualquier precio, razón por la cual borra un graffiti con la palabra judío de la luna de su barbería o asesta un sartenazo a uno de los centinelas de la guardia de Hynkel, cuando éste intenta impedírselo. El barbero no es consciente de las consecuencias de sus actos, porque desconoce cuanto ha sucedido durante su letargo, pero su coraje espolea el ánimo de Hanna, una de sus vecinas. Hanna cree encontrar en él a un aliado en su particular batalla contra un régimen impuesto arbitrariamente, pero él sólo quiere dirigir su negocio. Ahora bien, cualquier agresión contra las fuerzas del orden es, por extensión, un ataque a todo el régimen, y como tal, no debe quedar impune. Los soldados volverán, pues, al gueto, para dar su merecido al barbero y a su amiga Hanna. Para su sorpresa, el cabecilla de la escuadra es Schultz, que no tardará en reconocer a su salvador. Y en un gesto de agradecimiento, dispensará de cualquier castigo al barbero y a todo el gueto. A partir de ese momento, los soldados harán alarde de una sospechosa amabilidad. Sin embargo, el recelo de Hanna hace pensar que éstos volverán a cometer todo tipo de tropelías en el gueto. Y así ocurrirá cuando Schultz se oponga a la persecución de los judíos.(4)

Lo cierto es que la prosperidad que habían alcanzado les permitió acceder a altas cotas de la sociedad. Poseían algunas de las más influyentes firmas del país, y su poder económico despertaba la animadversión de una gran parte de los alemanes. Dominados por un fuerte sentimiento antisemita, no fueron pocos los que llegaron a exigir su total exterminación. El odio que se les profesaba era, además, parte indisoluble de las tesis raciales que recogió Hitler en su obra titulada Mi lucha (Mein Kampf). No obstante, hubo quien dudaba de la necesidad de aniquilarlos, y a pesar de las disensiones de algunos miembros del alto mando del Tercer Reich, durante la II Guerra Mundial fueron ejecutados unos 6.000.000 de judíos en lo que se ha dado en llamar El Holocausto.

No tardará en ser arrestado, pero consigue huir y refugiarse en el gueto para conspirar contra Hynkel y sus secuaces (5). Schultz y el barbero son detenidos, pero durante el camino, se escapan camuflados. Hanna les ha tomado la delantera, y ya ha llegado a Osterlich. Durante la travesía, el barbero es confundido por Hynkel, y éste, por él, mientras está cazando patos en un lago (6). Ese cruce de identidades determinará el destino de la tierra prometida, y frustrará los planes de invasión trazados entre Adenoid Hynkel y Benzino Napaloni, dictador de Bacteria. Ni la ambición territorial de Napaloni (Mussolini), ni la megalomanía de Hynkel (Hitler) podrán arrinconar los deseos del barbero que, tras pronunciar un elocuente discurso (7) (en el que debía anunciar la invasión de Osterlich (8), abortará todos los planes expansionistas de ambos dictadores. Y en este caso, el final feliz o happy end hollywoodiense coincide con los deseos que el mismo Chaplin expresaba de forma grandilocuente, y sin renunciar a la retórica del cine, que conjuga a la perfección imagen y palabra. 

(1) País imaginario inspirado en Alemania.

(2) Bertha fue el nombre popular con el que se bautizó al cañón con el que los contendientes alemanes de la I Guerra Mundial bombardearon París en 1918, desde una distancia superior a los 100 km.

(3) Nombre del personaje.

(4) A los judíos se les culpaba durante el nazismo de todos los problemas de Alemania.

(5) A este respecto, hay que señalar que el día 20 de julio de 1944, Hitler era víctima de un atentado fallido. La conspiración fue liderada por el Coronel Claus von Stauffenberg. Su intención era deponer al Gobierno nazi. Él trataba .de mostrar al mundo y a la historia que (existía) un movimiento de resistencia alemana. Sin embargo, Claus von Stauffenberg y sus seguidores fueron ejecutados. Se frustró todo intento por acabar con el régimen.

(6)¡Qué ironía! ¡HynkelHitler– es víctima de su maquiavélico plan de limpieza étnica!

(7) El discurso que Chaplin pronuncia es un alegato a favor de la paz y la concordia humanas (Vid. Anexo).

(8) Entre marzo y septiembre de 1939, el ejército alemán invadió Checoslovaquia y Polonia, respectivamente. Osterlich es una alegoría de ambas invasiones, y representa a un tiempo, tanto la que ha sucedido como la que está por llegar. La una es la que han protagonizado Hitler y sus seguidores en el interior de su propio territorio, y la segunda, la que tiene previsto llevar a cabo para cumplir con sus aspiraciones expansionistas.

http://www.youtube.com/watch?v=oqMlHfqkv_k&feature=player_embedded

http://www.youtube.com/watch?v=3cFTJ9q5ztk&feature=player_embedded

LA CARISMÁTICA PERSONALIDAD DE CHAPLIN EN EL GRAN DICTADOR

El más grande clown y la personalidad más querida de su tiempo, retó al hombre que había instigado más maldad y miseria humana que cualquier otro en la Historia de la humanidad (Paul Robinson. Charlie Chaplin Research Foundation).

Esta tan breve como definitoria declaración revela la influencia que llegó a ejercer la obra de un actor y director, cuyos gags (9), no sólo provocaban la hilaridad (10) colectiva, sino que además de eso, contenían una demoledora moraleja: la burla es la mejor arma contra cualquier forma de tiranía (11). No en vano, en El gran dictador subyace su deseo por reducir a Hitler al más absoluto de los ridículos. Chaplin quiere llamar la atención sobre el lenguaje político de Hitler, que no es sino palabrería vacía y grosera. La muchedumbre se rinde al ritmo y la sonoridad de las palabras, no a su significado; la autoridad y la sumisión a esta autoridad dependen también de la forma y el estilo, no de los contenidos.(12).

Así pues, Chaplin tiene la capacidad de retratar dos de los rasgos identificativos del fascismo en general y del nazismo en particular: represión y manipulación. A pesar, sin embargo, de su buena voluntad, sobre Chaplin planeaba una larga sombra. Desde las más elevadas instancias del poder, se empezó a ejercer contra su proyecto una frontal oposición cuando apenas sí empezaba a germinar (13).

Pretendían reemplazar a Hitler por él, aprovechando el parecido que el judío tenía con el dictador. Sin embargo, no fue sólo su carismática personalidad la que despertó la atención del cineasta, sino la capacidad de seducción de masas que envolvía a sus imaginarios discursos. De hecho, Chaplin quedó subyugado ante las imágenes propagandísticas del documental dirigido por Leni Riefenstahl sobre el Congreso del Partido Nacional-Socialista en Nuremberg, en 1934, que pudo ver en una proyección privada en Nueva York. La exaltación de la simbología nazi anunciaba la amenaza que se cernía sobre el resto de Europa (huelga decir, que el discurso final de la cinta es sorprendentemente intuitivo, porque, como Chaplin temía, sus peores vaticinios se confirmaron poco después). A modo de ejemplo complementario, se recomienda ver el filme Cabaret, de Bob Fosse (en especial, la escena del parque en la que todos, a excepción de un anciano, entonan al unísono un himno nazi, proclamando, a través del estribillo, .El mañana me pertenece. – Tomorrow belongs to me).

La diplomacia alemana .personificada, conjuntamente, en el cónsul en Hollywood, George Gyssling y en el embajador en Washington, Dieckhoff. presentó su protesta oficial ante el Gobierno de los Estados Unidos en contra de la exhibición del filme. Su indignación fue en aumento hasta el punto de amenazar con prohibir la proyección de filmes estadounidenses en su país, si El gran dictador llegaba hasta las salas de cine. Los magnates de Hollywood no podían permitirse perder a un cliente tan suculento como el alemán. Se daba la paradoja de que muchos alemanes se habían convertido en asiduos consumidores de películas dirigidas y producidas por compatriotas exiliados a los Estados Unidos, desde la década de los años 30 del siglo pasado (14). Sin embargo, las presiones en contra del rodaje del filme no disuadieron a Chaplin, que llegó a afirmar: La voy a proyectar ante el público, aunque tenga que comprarme o mandarme construir un teatro para ello, y aunque el único espectador de la sala sea yo. El rodaje empezó pocos días después de declararse la II Guerra Mundial, el 9 de septiembre de 1939. Justo seis meses más tarde, se daba por finalizado (15). El gran dictador, la primera obra de Chaplin íntegramente hablada, se estrenaba en los teatros Astor y Capitol de Nueva York el 15 de octubre de 1940, coincidiendo con la entrada en París de las tropas nazis. El coste del proyecto se elevó a más de 2.000.000 de dólares. Las reacciones adversas no se hicieron esperar. William Randolph Hearst (16) (1863-1951), propietario del diario New York American, de una cadena de más de cuarenta diarios y revistas con una tirada superior a los dos millones de ejemplares, así como del International News Service, emprendía una dura campaña propagandística en contra del filme y de su realizador. El control que este magnate ejercía sobre los medios de comunicación de la época no frustró, sin embargo, el éxito que El gran dictador pronto empezó a cosechar. Por su parte, Goebbels adujo el plagio para prohibir la exhibición de cualquier filme de Chaplin: la analogía entre su anterior filme, Tiempos modernos (Modern Times) y el producido en París por la filial alemana Tobis, ¡Viva la libertad! (A nous la liberté, 1931), del director René Clair fue el pretexto idóneo para censurar la distribución de la cinta. Que alguien descubriera el proceso de alienación del proletario y la total y absoluta pérdida de identidad del individuo, concebido como parte indivisible del Estado, era intolerable, pero si además, el artífice era un judío, imperdonable. Los judíos fueron catalogados por los nazis como .sub-humanos, y Chaplin creyó adquirir el compromiso de dar a conocer al mundo los efectos letales que podía conllevar la megalomanía sin freno de un dictador enajenado. El control de los medios de comunicación de masas era fundamental para exaltar las virtudes de un incipiente régimen cuyo mecenas prometía se sostendría durante mil años, por lo que era conveniente sofocar cualquier forma de disidencia, tanto dentro como fuera de las fronteras del nuevo Estado alemán.

Ahora bien, si durante un tiempo Estados Unidos fue afín al régimen nazi, las tornas cambiarían tras el ataque japonés a Pearl Harbour el 7 de diciembre de 1941. Curiosamente, Chaplin no era el único director de cine que alertaba sobre las nocivas consecuencias de la racionalización del trabajo, uno de cuyos paradigmas es el taylorismo (17), que convierte al operario en una fase más de la cadena de producción. Hubo otros que hicieron lo propio, como John Ford, a través de la versión cinematográfica de la obra de John Steinbeck, Las uvas de la ira. Racionalización del trabajo y enajenación van de la mano de la pérdida de identidad del ciudadano, cuya única función parece ser producir y obedecer a los dictámenes del Estado, que aparentemente defiende los derechos que éste ha perdido como trabajador. Y Chaplin presenta a Hynkel como un experto manipulador al que las masas obedecen porque necesitan convencerse de que su dedicación al trabajo tiene una clara finalidad, que no es otra que la gloria de Alemania. No hay que olvidar que la Alemania derrotada del período de Entreguerras ya contemplaba una posible declaración de guerra, y al efecto de dotarse del armamento necesario, se militarizó exponencialmente en pocos años. Para lo cual, empleó sin escrúpulos a toda la población. A pesar de la proyección internacional que alcanzó el filme, Chaplin nunca se libró de las presiones, y acabó siendo víctima de la .caza de brujas (18) y expulsado del país el 18 de septiembre 1952. Chaplin se instaló en Suiza, donde vivió hasta su muerte.  

(9) Efecto cómico rápido e inesperado en un filme, eminentemente visual.

(10) Risa y algazara generales.

(11) .Sirviéndose de la parodia, Chaplin trató de desinflar el mito de poder y de grandeza del Führer que Riefenstahl había querido transmitir en El triunfo de la voluntad, sin que por ello el dictador apareciera como un personaje más humano. SAND, Shlomo. El siglo XX en la pantalla. Cien años a través del cine. Crítica. Barcelona, 2005.

(12) Op. cit. en nota a pie de página núm. 3.

(13) Ya en 1937, Charles Chaplin anunció que había concebido la idea de rodar un filme inspirado en la figura del dictador, Adolf Hitler (animado por el director de cine Alexander Korda). La primera sinopsis del proyecto, divulgada en 1938 giraba alrededor de un judío liberado de un campo de concentración.

(14). Véase, a título de ejemplo, Fritz Lang, director alemán que emigró a los Estados Unidos en 1933, y a quien Chaplin conoció en persona.

(15) Se rodaron 150.000 metros, de los que sólo se aprovecharon 3.420.

(16) Hearst fue uno de los mayores instigadores de la guerra entre los Estados Unidos y España que se saldó con la pérdida de las últimas colonias españolas en Ultramar: Cuba, Puerto Rico y Filipinas. La prensa estadounidense alertaba sobre el falso peligro que corrían los intereses nacionales en la isla. Otro de los grandes directores estadounidenses del cine mundial, Orson Welles retrataba con acierto la vida y obra de Hearst en su biopic Ciudadano Kane.

(17) Taylorismo u Organización científica del trabajo: doctrina ideada por el ingeniero estadounidense Frederick Winslow Taylor, que se basa en descomponer el trabajo en tareas simples, cronometrarlas y exigir al trabajador el cumplimiento de las mismas en un intervalo de tiempo predeterminado. De este modo, se suprimía cualquier tiempo muerto y se aumentaba la productividad. Y no sólo eso, sino que se podía contratar a trabajadores sin cualificación a un coste muy reducido, por lo que el mundo empresarial experimentó un crecimiento exponencial en detrimento de la pérdida de calidad de vida del trabajador.

(18) Caza de brujas.: Término que define la persecución que el senador McCarthy dirigió contra los comunistas o lejanamente sospechosos de serlo. La caza de brujas. desencadenó una cadena de delaciones en Hollywood en la que participaron insignes personajes públicos. Hubo un grupo de diez personajes (conocidos como Los Diez de Hollywood.) que se negaron a colaborar en la campaña de saneamiento y control ideológico de la industria estadounidense del cine, y sólo por eso fueron acusados de pertenecer al partido comunista y condenados a permanecer en prisión. Vid. el reciente libro de COMA, J. Diccionario de la caza de brujas. Las listas negras en Hollywood. Inédita. Barcelona, 2005.

 CONTEXTO HISTÓRICO:

Si hubiera tenido conocimiento de los horrores de los campos de concentración (19) alemanes, no habría podido rodar la película: no habría podido burlarme de la demencia homicida de los nazis; no obstante, estaba decidido a ridiculizar su absurda mística en relación con una raza de sangre pura (20). (Charles Chaplin, 1964).

El filme se remonta a las postrimerías de la I Guerra Mundial, en 1918. La primera secuencia de la película nos sitúa en una trinchera, con una encomiable visión de conjunto. Y en una de las avanzadillas, Chaplin, a través del barbero, muestra su disconformidad ante ésta como ante cualquier guerra, pues intenta rehuir el ataque directo en la medida de lo posible.

Por otra parte, la metáfora del proyectil fallido con el que el soldado judío libra una cómica batalla simboliza el principio de la derrota alemana tras el fin de las hostilidades. Así, el 29 de septiembre, el Alto Mando alemán aconseja al emperador Guillermo II que pida la paz. Las potencias aliadas conceden un armisticio a Alemania el 11 de noviembre de 1918. La firma de los acuerdos de paz supuso para Alemania cuantiosas pérdidas económicas y territoriales. Además de eso, Alemania fue drásticamente desmilitarizada y obligada a indemnizar a los países contendientes por un monto de miles de millones de marcos. Todas estas resoluciones estuvieron avaladas por la aprobación del Tratado de Versalles el 29 de junio de 1919 (21). Pero el barbero no asistirá al progresivo rearmamento de su país ni al auge del nazismo. Los alemanes han perdido la I Guerra Mundial o Gran Guerra, se sienten ninguneados, y consumen toda su energía en militarizarse aun en contra del humillante Tratado de Versalles. En su ausencia, Hynkel (Hitler) y sus secuaces han tenido tiempo suficiente para alcanzar el poder. El auténtico dictador ha formulado una doctrina (Mi lucha) que recoge las principales ideas políticas que sustentan el nuevo régimen:

El nacionalismo: Que se expresa en la superioridad mesiánica del pueblo alemán, lo que conlleva, consecuentemente, el adoctrinamiento manipulado de las masas.

El expansionismo: Que se traduce en la conquista del .espacio vital (22), o lo que es lo mismo, en la ocupación arbitraria de los países aledaños.

El racismo: Que se materializa en el odio a determinados grupos étnicos, como el judío.

Además de los rasgos enumerados inherentes al régimen nazi, no cabe duda de que Hitler, astutamente, supo utilizar a su antojo los resortes legales (no olvidemos que fue elegido democráticamente (23) para imponer poco después una dictadura, cuyos efectos han sido devastadores.

La irrupción en el gueto de la guardia de Hynkel cometiendo actos vandálicos a placer nos recuerda vagamente la oleada de salvajismo de la noche de los cristales rotos, del 9 al 10 de noviembre de 1938, que se saldó con la destrucción de un centenar de sinagogas, 8.000 tiendas judías, el saqueo de innumerables viviendas y la detención de 30.000 judíos. La resignación se apoderará pronto de los más débiles, aunque haya quien, como el personaje de Hanna, oponga resistencia al opresor. Poco antes, el Ejército alemán (Wehrmacht) invadía Austria (12 de marzo), y lograba su anexión territorial al III Reich, en lo que se bautizó como Anschluss. Su plan expansionista empezaba a tomar forma. Ahora sólo faltaba llevar a cabo una indiscriminada .limpieza étnica.. La expresión que se acuñó se resumía en dos palabras: solución final. Sin embargo, en el filme, el barbero usurpará la personalidad del perverso Hynkel, tras una curiosa casualidad para, en un alarde propagandístico inspirado oportunamente en la exaltación de los congresos que el Partido Nacionalsocialista celebraba en Nuremberg desde 1934, socavar los planes del dictador y evitar la invasión de Osterlich. No obstante, como se suele decir, la realidad supera a la ficción, y muy en contra de los expresos deseos de Chaplin, Polonia fue invadida poco después de declararse la II Guerra Mundial, y la más mortífera de la Historia humana. A Napaloni (la también caricatura de Benito Mussolini) se le atragantarán los espaguetis, dado que ni la reunión que mantiene con Hynkel para repartirse caprichosamente Osterlich, ni la Conferencia de Munich que celebraron conjuntamente los verdaderos Mussolini y Hitler en septiembre de 1938 frenaron las aspiraciones nazis. La batalla culinaria de la salchicha contra el espagueti es una parodia de la ambición territorial que enfrentaba a unos y a otros por el control de otros países del entorno. Y Hitler, tras firmar con Italia el Pacto de Acero en mayo de 1939, y con la Unión Soviética el pacto de no-agresión se aseguraba la invasión de Polonia, y la no-intervención de ningún otro régimen afín. En efecto, el 1 de septiembre de 1939, el Ejército alemán inició la invasión de Polonia. Francia y el Reino Unido declararon la guerra a Alemania dos días después. Acababa de estallar la II Guerra Mundial.

(19) El primer complejo formado conjuntamente por tres campos de concentración y de exterminio fue Auschwitz (nombre que los nazis tomaron del municipio polaco Oswiecim). El primero de ellos fue creado por prisioneros de guerra en enero de 1940.

(20) Chaplin hace referencia a la raza aria, cuyo primer teórico fue Joseph Arthur Gobineau, autor del Ensayo sobre la desigualdad de las razas humanas (1853-1855). Según él, la raza aria estaría destinada a regir a las demás. En virtud de este principio, toda raza o etnia que pusiera en riesgo la pureza aria debía ser sometida o aniquilada. No obstante, el término ario designa a las lenguas indoeuropeas, pero los nazis pervirtieron su significado original atribuyéndolo a las variantes raciales escandinavas.

(21) Ver un extracto del Tratado de Versalles en el anexo correspondiente (Cit. en la página http://www.historiasiglo20.org/TEXT/versalles1.htm).

(22) La necesidad de .espacio vital (en alemán, Lebensraum) implicaba conquistar territorios, ocuparlos, y esclavizar a pueblos enteros a fin de ampliar las fronteras de la Alemania nazi.

(23) El partido nazi alcanzó el poder tras ser elegido democráticamente el 5 de marzo de 1933.

(24) Que Leni Riefenstahl inmortalizó en su documental titulado El triunfo de la voluntad

 

ESQUEMA DE TRABAJO PARA EL ALUMNO:

Sobre el director:

o En qué año nació Charles Chaplin.

o Ambos tenían el mismo bigote. Averigua quién lo tomó de quién y por qué.

o Anteriormente Chaplin había dirigido otra película inspirada en Hitler (Armas al hombro). ¿Por qué volvió a dirigir otra sobre el mismo personaje histórico?. Razona tu respuesta.

o Desde que empezara el rodaje del filme, Chaplin sufrió todo tipo de presiones. Explica qué le llevó a instalarse en Suiza.

Sobre la película:

o Esta película es íntegramente sonora, pero Chaplin había dirigido otra donde ya empezaba a incorporar el sonido. ¿Cómo se titulaba esa otra película? Similitudes y diferencias con El gran dictador.

o Qué otro director animó a Chaplin a rodar El gran dictador, y por qué.

o En qué documental se inspiró el director para recrear los discursos del dictador.

o Dificultades que hubo de afrontar Chaplin para llevar adelante su proyecto. Hechos históricos con los que coincidió el estreno del filme. Consecuencias.

o Qué otras películas tratan sobre Hitler y el nazismo. Elabora un listado.

o Descifra el significado de los gags que Chaplin protagoniza en el filme.

o Los discursos de Hynkel están salpicados de onomatopeyas. ¿Cuál de ellas es la que más se repite y en qué situaciones? Explica por qué.

o Diferencias y similitudes entre Adenoid Hynkel, Garbitsch, Herring, Benzino Napaloni y los personajes históricos en los que se basan. A quién representa cada uno de ellos.

o Coincidencias entre Hanna y la madre de Chaplin. A qué colectivo representa.

Sobre las circunstancias históricas:

o Averigua qué fue el cañón Bertha y en qué batalla se utilizó.

o Consecuencias para la derrotada Alemania del Tratado de Versalles. Qué tratamiento se le da en el filme.

o Principales rasgos del nazismo. Cómo se refleja en la película. Quiénes son los más castigados. Por qué.

o Explica qué era un gueto. Enumera alguno de los principales guetos de la época nazi. o Por qué se reproducen los asaltos en el gueto después de la negativa del banquero judío a financiar la invasión de Osterlich. Qué hay de verdad en ese hecho.

o Habla de la noche de los cristales rotos.

o Acontecimientos posteriores al estreno de la película.

o ¿Te ha gustado? ¿Si? ¿No? Por qué. ¿Qué otras películas propondrías para tratar sobre Hitler, la II Guerra mundial y el nazismo?.

BIBLIOGRAFÍA:

 CAPARRÓS LERA, José María. 100 películas sobre Historia Contemporánea. Alianza, Madrid, 2004 (2ª ed.), cap. 13: .Los totalitarismos europeos., pp. 363-397.

 GRAY, Ronald. Hitler y los alemanes. Akal. Madrid, 1991.

 LARA, Fernando. Triunfo. 22 de mayo de 1976. Op. cit. en el Diccionario de películas del cine norteamericano. Antología crítica. T&B. Madrid, 2002, pp. 314-316.

 LEPROHON, Pierre. Charles Chaplin. Rialp. Madrid, 1961.

 OLIVAR, Arnau. El gran dictador. Mayo de 1977. Op. cit. en Qüestions de vida cristiana. Publicacions de l.Abadia de Montserrat. Montserrat, 1977.

 SAND, Shlomo. El siglo XX en la pantalla. Cien años a través del cine. Crítica.

Barcelona, 2005.

 VV.AA. Diccionario de la Lengua Española. Vol. I. Vigésima segunda edición. Real Academia Española. Espasa. Madrid, 2001. Pág. 977.

 VV.AA. Diccionario enciclopédico Espasa. Vol. I. Espasa. Madrid, 1995, pág. 361.

 VV.AA. Historia del mundo contemporáneo. I de Bachillerato. Anaya. Madrid, 2000.

Internet:

http://www.biografiasyvidas.com/

http://www.historiasiglo20.org/

http://www.tepasmas.com/

www.tudiscovery.com/guerra/_home/index.shtml

TOMADO DE:

El gran dictador. Por Tomás Valero Martínez

www.cinehistoria.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: