nOee

Sólo otro weblog de WordPress.com

DIARIO DE ANA FRANK, EL. (1959). The Diary of Anne Frank.

Posted by noeliapc en 20 mayo 2010

El diario de ana franck, antisemitismo y II G.M.

 

  

FICHA TÉCNICO ARTÍSTICA

Género: Drama / Bélica
Nacionalidad: USA
Director: George Stevens
Actores: Millie Perkins; Joseph Schildkraut; Shelley Winters
Richard Beymer; Gusti Huber; Lou Jacobi; Diane Baker
Douglas Spencer; Dodie Heath; Ed Wynn
Productor: George Stevens
Guión: Anne Frank
Fotografía: William C. Mellor
Música: Alfred Newman
Calificación moral: Todos los públicos
Duración:180minutos.                                                                                       Filmaffinity: Votos 1.277. Puntuación: 7,1/10

SINOPSIS:
Historia verídica sobre la experiencia dramática de la joven Ana que tiene que permanecer con su familia judía encerrada en una buhardilla durante dos años, en Amsterdam, escondida de los nazis, durante la Segunda Guerra Mundial.

http://www.youtube.com/watch?v=9Euo7koeibQ&feature=player_embedded

http://www.youtube.com/watch?v=v21S8_t7oLM&feature=player_embedded

EL DIARIO DE ANA FRANCK

LA PELÍCULA

Claustrofóbica, casi sin exteriores y usando solo un par de decorados, a pesar de las dos horas y media de duración la narración es ágil, usando con inteligencia y mesura la voz en off y evitando en todo momento el melodrama.”

El film está basado en el famoso diario personal escrito por Ana Frank durante su estancia en una habitación de Amsterdam, oculta junto a su familia y otros judíos escapando de los nazis, durante el transcurso de la segunda guerra mundial. La convivencia durante casi tres años (12/6/42 al 4/8/44) de ocho personas en iguales condiciones y en un espacio muy reducido, hicieron que surjan todo tipo de situaciones, enriquecidos por la mirada prístina y vivaz de la adolescente Ana.

Esa mirada llena de fuerza y pasión que Ana tenía en su vida y en su arte, fue muy bien traslada por el director George Stevens (Shane, Giant), que permite al espectador la empatía con todos los personajes por igual (hecho que no se da con la lectura del libro), y una fidelidad al texto que en este caso es por demás positiva.

Claustrofóbica, casi sin exteriores y usando solo un par de decorados, a pesar de las dos horas y media de duración la narración es ágil, usando con inteligencia y mesura la voz en off y evitando en todo momento el melodrama, como en el final donde se produce la detención de las personas, dando clase de poesía y buen gusto.

A pesar de ser realizada casi quince años después que la publicación del libro, es menos explícita que aquél en lo referente a la sexualidad de la protagonista, prácticamente inexistente en el film más allá de una insinuación o un beso, aunque convengamos que el libro tampoco es muy audaz para estos tiempos, peor mucho para la época.

Otros puntos altos son en primer término, la excelente fotografía de William C. Mellor, en un intenso blanco y negro y bello juego de contrastes, visible hasta en las fotos que acompañan el texto. La música de Alfred Newman, sobrecargada sí, pero usada en pequeñas dosis.

Las actuaciones son también buenas y parejas, destacándose Joseph Schildkraut como el padre de Ana, la propia Ana (Millie Perkins) y la reconocible Shelley Winters como la señora Van Daan, personaje que parece desembocar, por su interpretación y características, en la madre de Lolita de Stanley Kubrick.

El diario de Ana Frank produce el mismo sentimiento de desarraigo, resignación y tensión que otras películas que tratan el mismo tema, donde se muestran los campos de concentración, ubicada sin desentonar -quizás menos espectacular pero no menos sentida- que los mejores exponentes contemporáneos del género: El Pianista de Roman Polanski y La lista de Schindler de Steven Spielberg.

TOMADO DE: muchocine.net

Critica de “El diario de Ana Frank” publicada el 2007-06-05
 

EL DIARIO

Desde que viera la luz en 1947, el Diario de Ana Frank no ha cesado de publicarse en todo el mundo. La fuerza de su testimonio y la extremada juventud de su autora, lo convirtieron en un clásico de la literatura del siglo XX, muchas veces ponderado también como prototipo de lectura para adolescentes. La novedad de esta edición consiste en que incluye por primera vez el texto completo del Diario.

Ana Frank redactó su diario íntimo entre 1942 y 1944, en una etapa de su vida que abarca desde los trece a los quince años. En él cuenta sus dos años de encierro junto a otras siete personas en un intento por escapar de los nazis. Además de su valor como documento histórico, el diario es, sobre todo, la explosión del alma de su joven creadora, un alma llena de contradicciones e inseguridades adolescentes, pero a la vez dotada de una enérgica y rica sensibilidad. Los rigores inhumanos de la guerra y los inevitables roces de una convivencia forzosa e intensa, no impiden que a través de sus páginas se entrevean cierto vitalismo optimista y una animosa confianza en la bondad última del ser humano.

No es posible leer esta obra sin que constantemente aflore el recuerdo del trágico final de Ana y sus compañeros. Todos -salvo Otto Frank, el padre de Ana– murieron en los campos de exterminio nazis. Cuando se colocan los sueños de la joven escritora, sus pequeños pataleos, sus planes futuros, sus primicias amorosas, al rasero de su inmediato destino, el libro se transforma en una sobrecogedora metáfora de la existencia humana.

La nueva edición -una cuarta parte más extensa que la conocida hasta ahora- incorpora los párrafos que Otto Frank suprimió en su edición de 1947; concretamente los referidos al despertar sexual de la joven y aquellos en los que Ana, en momentos de tirantez o enfado, mostraba cierta aversión a su madre o a otros refugiados. También la traducción ha ganado en espontaneidad y refleja con mayor fidelidad la amalgama de tonos -tantos como los estados de ánimo de Ana– y las insuficiencias de estilo propias de la impericia de la autora.

Quizá la excelencia modélica del Diario se haya perdido. Se podría discutir sobre la oportunidad editorial, o sobre las inconveniencias educativas de la nueva versión. Sin embargo, la voz de Ana Frank -de una fuerza insólita para su edad- suena ahora más humana y verosímil.

TOMADO DE: http://www.aceprensa.com/articulos/1993/oct/06/diario/

ENLACES  recomendados:

http://www.educa.madrid.org/web/ies.galileogalilei.

alcorcon/colaboraciones/ana_frank_.pdf

http://redescolar.ilce.edu.

mx/redescolar/act_permanentes/historia/html/anafrank.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: