nOee

Sólo otro weblog de WordPress.com

LA BATALLA DE ARGEL, 1965. La battaglia di Algeri

Posted by noeliapc en 27 mayo 2010

La batalla de Argel, África o la segunda ola de descolonización

 

FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA

 

País: Algeria, Italia                                                                                                                Género: Bélica, histórica 
Dirección: Gillo Pontecorvo.
Reparto: Brahim Haggiag (Ali La Pointe), Yacef Saadi (Djafar),                                 Ugo Paletti (Capitán), Fusia El Kader (Halima), Jean Martin (Mathieu).
Producción: Yacef Saadi / Antonio Musu
Guión: Gillo Pontecorvo / Franco Solinas
Fotografía: Marcello Gatti
Música: Gillo Pontecorvo / Ennio Morricone
Productora: Filmax
Formato: DvdRip, B&W, NTSC
Duración:122minutos                                                                                                     Filmaffinity: votos, 1411. Puntuación:8/10  

Esta película filmada en blanco y negro retrata los orígenes, desarrollo y el fin del enfrentamiento entre el Frente de Liberación Nacional (FLN) de Argelia y las autoridades coloniales francesas en la ciudad de Argel entre 1954 y 1957, con un rápido salto final que conduce hasta el momento de la independencia de Argelia en 1962. Para ello, sigue los pasos de uno de los más destacados activistas de la casbah de Argel, Omar Alí La Pointe, desde sus años de juventud en los que se gana la vida como trilero y macarra hasta su muerte en septiembre de 1957, acorralado por las tropas paracaidistas francesas.

Gillo Pontecorvo, nacido en Pisa, combatiente clandestino de la resistencia  italiana, autor de películas entre las que son absolutamente  memorables “Kapo“, “La Batalla de Argelia’’, “Queimada’’,  “Operación Ogro“, fue director de la Muestra de Venecia entre 1992 y 1996 y también presidente del Cinecittá Holding. Considerado uno de los grandes artistas del cine  mundial (ganó el León de Oro en la Muestra de Venecia y dos veces candidato al Oscar) es reconocido como uno de los directores que más  influenciaron la cultura cinematográfica después de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Entre los últimos proyectos en lo que dedicó energía, su  compromiso y militancia, fue la creación de una “Cumbre mundial  de autores’’.

 http://www.youtube.com/watch?v=pGAtgSg-lrc&feature=player_embedded

LA BATALLA DE ARGEL. CRÍTICA.

Película encargada por Ben Bella, el primer presidente de Argelia, al director italiano de cine social Gillio Pontecorvo refleja con un estilo casi documental la lucha del FNLA en la ciudad de Argel. Hay muchas referencias a las cuestiones básicas de la descolonización: opinión pública, prensa, estrategias, intereses políticos, etc. Es una obra maestra que merece la pena ver para ilustrar tanto la colonización como la descolonización. No toma partido ni por los franceses ni por los argelinos, simplemente refleja con una naturalidad y un realismo impresionantes los acontecimientos históricos.

El tercero y más reconocido largometraje dirigido por el italiano Gillo Pontecorvo es pues una recreación, con fuerte impronta documental, de una etapa específica de la lucha de la guerrilla independentista argelina contra el ejército francés, basada en un libro testimonial de Yacef Saadi, personaje central en los sucesos presentados y él mismo actor protagonista y productor del filme. La película inicia cuando un grupo de paracaidistas de las fuerzas francesas ingresa en octubre de 1957 a la casbah o zona antigua de Argel y concretan exitosamente la captura del último líder en libertad del movimiento independentista del Frente de Liberación Nacional (FLN); retrocede a los tres años precedentes, cuando el FLN convierte la casbah en su escondite y comienza a cometer atentados contra los franceses a mediados de 1956 y salta finalmente hacia un epílogo, liberador en términos tanto cinematográficos como políticos. Sin emplear materiales documentales de archivo y abundantes retóricas verbales, con uso de fechas en sobreimpresión y lectura de comunicados de fondo, contraposiciones entre los métodos de tortura del ejército francés y los ataques de los independentistas, Pontecorvo evita la idealización de unos o la caricaturización de otros y bosqueja en su lugar las formas de acción de un movimiento guerrillero y los modos como las fuerzas colonialistas diezman a sus rivales, pero las urgentes imágenes y la música de Ennio Morricone explican detalladamente las simpatías y tendencias políticas expresadas en el fondo; en efecto, tras el ataque contra la población musulmana de la Casbah, Gillo Pontecorvo presenta a las victimas con los brazos en cruz, mientras suena una música sacra compuesta por él mismo. La película fue objeto de censura en Francia, de mutilaciones de las escenas de tortura en otras naciones, y de presiones diplomáticas francesas hasta erigirse en todo un modelo del cine narrativo de corte político cultivado en la década de 1970.

La batalla de Argel podría tratarse de un filme del estilo de Roma Ciudad abierta; sin embargo ni Pontecorvo era Rossellini, ni su película pertenece al neorrealismo, aunque se le parezca mucho. Por otro lado, en las escenas que se suceden después de los atentados, el cine de Pontecorvo puede emparentarse con el que practicaba Pier Paolo Pasolini y es que el director sabía unir estas influencias pretéritas para darle a la cinta un toque personalísimo. Un ejemplo: los primeros planos; sin ellos, el director habría realizado un documental –un documental falso, porque no hay ni un solo fotograma que no haya sido planeado previamente. Esos encuadres funcionan muy bien intercalándose en la acción para darle mayor fuerza y dramatismo; al comienzo, el argelino, que ha sido torturado, por fin se decide a hablar y es en ese momento en el que el realizador nos muestra su rostro, todo un reflejo de lo que ha sufrido y de lo trágico de la situación.

La batalla de Argel es una de las películas más emblemáticas de la historia del cine, valores que le otorgan, por supuesto, su calidad excepcional, pero también por resultar el mejor testimonio (el más directo y asequible) de un capítulo que fue “clave de bóveda” en la historia de la revolución argelina, así, como uno de los testimonios más representativos de la revolución anticolonial, un acontecimiento histórico que raramente ha encontrado su expresión cinematográfica, una expresión que, sin excepción tuvo que ser prestada porque las naciones emergentes del Tercer Mundo apenas si contaron con algunos cámaras en las guerrillas. Es igualmente una película distinta, hecha desde arriba, pero también desde abajo. Resultaría ingenuo no constatar su vigencia en los tiempos que corren.

LA BATALLA DE ARGEL. DIDÁCTICA.

En el verano de 1956, el FLN trasladó su cuartel general a la Casbah. Se inició entonces el período más violento de la Guerra de Argelia.

Durante el verano de 1956, la Guerra de Argelia escaló hasta las más elevadas cotas de actividad política y de violencia armada. En plena canícula, el comité ejecutivo del Frente de Liberación Nacional (FLN) trasladó su cuartel general a Argel y, en la segunda mitad de junio, los independentistas hicieron descarrilar un tren, volaron un depósito de agua y asesinaron a varios europeos. Los franceses trataron de amedrentar a los combatientes del FLN y ejecutaron a dos condenados a muerte reservados para la ocasión. Las ejecuciones fueron como gasolina sobre fuego: grupos terroristas abrieron fuego contra la población europea que se hallaba en las terrazas de las cafeterías céntricas, causando varios muertos y decenas de heridos. De inmediato, fuerzas militares penetraron en la Casbah, el barrio nativo más popular de Argel, detuvieron a decenas de sospechosos, destrozaron sus casas y dispararon contra quienes se dieron a la fuga. Si hasta entonces la lucha se había desarrollado en el campo, a partir de aquel verano, hace medio siglo, comenzó a ensangrentar las calles de la capital. Comenzaba La Batalla de Argel, llevada por la literatura hasta la epopeya (Larteguy) o la denuncia más terrible de los atropellos que estaba cometiendo en Argelia el ejército francés (Henry Alegy); o tratada en el cine con tanta maestría como la desplegada por Gillo Pontecorvo en La Batalla de Argel, filmada por encargo del Gobierno argelino.

Aquella larga y dura contienda marcó un hito en la lucha de los pueblos colonizados por su independencia y provocó un grave desgarro en las sociedades francesa y argelina que vivieron durante años un conflicto terrible, agravado en Argelia porque allí fue a la par una guerra de liberación y una guerra civil. El conflicto dividió Francia entre los partidarios de una Argelia francesa y los que preconizaban su abandono. En Argelia, los bandos fueron tres: la minoría europea, que luchaba por la continuidad; los argelinos, divididos entre los independentistas y los que preferían ser franceses y colaborar con la metrópoli.

1. OBJECTIVOS PEDAGÓGICOS

– Entender la dificultad de mantenimiento del dominio colonial francés en Argelia entre finales de los años cincuenta y principios de los años sesenta.

– Reflexionar sobre las formas de lucha tanto de colonizadores como de colonizados presentes en la Argelia previa a la independencia.

2. CLAVES DE TRABAJO PARA EL PROFESORADO

El contexto en el que se desarrolla esta película es el del fin de la presencia colonial francesa en Argelia. Para ello muestra los orígenes, el desarrollo y el fin del enfrentamiento entre el Frente de Liberación Nacional (FLN) de Argelia y las autoridades coloniales francesas en la ciudad de Argel entre 1954 y 1957. En los años cincuenta Argel era una ciudad poblada mayoritariamente por población europea y sólo existía una minoría de la población árabe, concentrada en la cashab.

La película muestra de forma trepidante la confrontación entre la guerrilla argelina y el cuerpo de paracaidistas franceses. Cuando en 1954 el FLN inicia su lucha lo primero que hace es “limpiar” la casbah de prostitutas, drogadictos, delincuentes, etc. Es ahí donde los militantes del FLN podrán confundirse entre la población, que les muestra su simpatía y apoyo. A partir de ahí inicia la lucha armada. En una progresiva espiral de violencia, mientras los primeros recurren progresivamente a las acciones terroristas y al asesinato de la población civil de origen europeo con el fin de atemorizarles y que regresen a Francia, las tropas militares francesas recurren a la tortura para conseguir sus objetivos. La acción antiterrorista del Coronel Mathieu, al frente de los paracaidistas, tiene un lógica clara: si lo que se pretende es mantener el poder colonial francés hay que descabezar al FLN. Para ello hay que localizar a sus dirigentes y acabar con ellos, sino seguirán reproduciéndose. Y para localizar a los dirigentes cualquier método es bueno. En un momento de la película, argumenta de que no se trata de si se puede o no utilizar la tortura, la cuestión es otra: si se está dispuesto a que Argelia siga siendo una colonia francesa hay que destruir a quien encabeza la insurgencia, sin que importen los métodos. Desde el punto de vista del director, los paracaidistas no son los responsables de lo que ocurre, sino simplemente el instrumento de la represión colonialista.

La táctica del Coronel Mathieu tiene éxito y los cuatro responsables del FLN son apresados o muertos. Sin embargo, la película plantea la paradoja de cómo el terrorismo urbano del FLN es derrotado militarmente por las tropas francesas y cómo, pese a ello, la causa independentista acaba imponiéndose en 1962.

Además de mostrar un episodio histórico clave en la historia de las descolonizaciones, esta película nos enfrenta ante una serie de dilemas morales fundamentales en el análisis de las relaciones norte-sur. Por una parte nos muestra que las potencias coloniales no dejan por propia voluntad sus dominios y que hacen lo que consideran necesario para mantener su poder. Por otra parte, nos pone en evidencia que las formas de lucha y resistencia de los colonizados no necesariamente están exentas de contradicciones, injusticias y barbaridades. La crudeza con que nos muestra los atentados terroristas contra la población civil es un claro ejemplo de ello.

3. ELEMENTOS DE DEBATE

¿Por qué los militantes del FLN ordenan una campaña contra la prostitución, las drogas y otros vicios en la casbah?

– ¿Por qué el Coronel Mathie responde, ante la pregunta de los periodistas, que el problema no es el uso de la tortura como método de luchar contra el terrorismo, sino si Francia quiere mantener su control en Argelia?

– ¿Qué explicación tiene el recurso a los atentados contra la población civil pr parte del FLN para conseguir la independencia?

– ¿Por qué a pesar de la victoria militar en contra el FLN en la casbah la causa de la independencia logra su fin?

– ¿Cómo entender la contradicción entre medios y fines en las luchas de liberación?

http://www.edualter.org/material/cinemad/batallaargel.htm

 

ENLACES recomendados:

http://www.elindependent.org/articulos/article.asp?id=1898

http://www.eictv.co.cu/miradas/index.php?

option=com_content&task=view&id=434&Itemid=99999999

http://www.scribd.com/doc/29469100/ 

La-Batalla-de-Argel-Gillo-Pontecorvo-La-Guerra-Contra-El-Terrorismo

Una respuesta to “LA BATALLA DE ARGEL, 1965. La battaglia di Algeri”

  1. […] Publicado en A máxica lanterna de Clio | Deja un Comentario » […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: